sábado, 15 de agosto de 2009

tocando las campanas




Siguiendo los consejos de mi amiga Laia, y de todos vosotros, llevo un tiempo aplicándome a practicar a fondo el verbo 'socializar': envio mails a todo quisqui para apuntarme a un bombardeo. Ejemplo: ¿que una compañia de teatro busca gente? pues p'allá que me voy; ¿que un cole necesita voluntarios para plantar y cocinar lechugas? yo misma!; ¿que en la iglesia de St. Paul necesitan voluntarios para tocar las campanas? pistaaaaaa!!!! jeje...

Pues sí, estaba esperando a tener alguna imagen captada con mis deditos para enseñaros las señoras 12 campanas con que cuentan, perdón, contamos los campaneros. (Esto suena 'funny' como dicen aquí, porque en cataluña 'campanero' es el que se salta las clases...) en fin, que me desvío, el caso es que el viernes pasado fui a echar un ojo y me enseñaron los dos tipos de campanas que toca esta sociedad secreta: las de mano, pequeñitas, doradas, muy divertidas, como para hacer cancioncitas de navidad, y las grandes, con la soga, estirando y haciendo fuerza con todo tu ser, porque las más pequeñas pesan unos cientos de quilos.
Y nada, que estuve toda la tarde mirando -y probando!-, sí, sí, probando también. Y me dijeron que buscaban voluntarios. Y yo me dije: ¿qué mejor manera de socializar que entrando en el campanario de la catedral con regularidad eclesiástica a tocar las campanas? el problema con las grandotas, que tengo que decir que son las que más me llamaron para aprender, -poca broma, que tienen mucha técnica, que se tardan meses en dominar: cuando escucháis tocar las campanas y veis que al principio parece que hacen musiquita pero que luego empiezan como a desordenarse, y que la tonadilla se convierte en un caos, y que al final ya empiezas a decir: 'a ver si paran ya las campanitas dichosas!!!!', pues ahí es cuando están los señores campaneros dándole a sus combinaciones numéricas. Porque lo que ellos hacen es combinaciones del orden de cada una de las campanas. A ver si me explico, que creo que me estoy liando como la pataunromano.

Los campaneros son 12, uno por campana, colocados en círculo justo debajo del nivel de la torre donde están las campanas, agarrados cada uno a su soga (Sally por estos lares). Entonces el capitán de la torre -Michael a partir de ahora- da la señal. El campanero 1 dice 'nosequé going... nosequé gone' (es que sólo he ido dos dias y tienen un acento muy cerrado, pero ya pillaré qué es lo que va, supongo que la campana, no?) a partir de ahí, cada uno está muy pendiente del de al lado, porque cuando el primero tira de la cuerda, el siguiente tiene que estar tirando de la suya a un tempo específico, ni muy cerca ni muy retrasado. Y así, en orden. El lío viene cuando Michael dice: '4 to 5!!', o '7 to 6!!' eso quiere decir que el orden se altera, y en vez de seguirse en orden se van a seguir de la 4 a la 5 y en adelante, o de la campana el número de la cual que él grite hacia donde indique el número siguiente. Es un poco caótico, pero tiene mucha gracia verlo. En serio. De verdad. (Es que mi santo se está echando unas risas conmigo...).

El problema de las campanas grandes, decía, es que si Michael te enseña a tocarlas, a cambio te piden que vengas los domingos por la mañana a tocar para la misa... (y sesión doble!, primero St. Paul's y luego St Martin's) y eso, cuando estaba en el pueblo no me hubiera importado, pero la verdad, ahora ya... pues va a ser que no. Con todo el dolor de mi alma le he tenido que decir que no. La verdad, nunca he sido buena madrugadora dominguera, y mi fe no puede con éso.

Pero para tocar las campanitas pequeñas no hace falta venir los domingos. Éstos ensayan por amor al arte, o al menos eso me han dicho, y ayer viernes fui por segunda vez, y se pusieron muy contentos de verme repetir! (no deben estar acostumbrados a que venga mucha gente). E incluso, tengo que decir que me preguntaron que qué instrumento tocaba!!! a mí!!! iba a decir: las narices, toco las narices a mi santo cuando me aburro... pero me callé, no hay confi aún. Jeje, pero eso, que me dijeron que pensaba que tocaba algún instrumento porque aprendía muy rápido. Yo me quedé un poco mosca porque acababa de decirles que no sabía leer música... ¿cómo toca la gente instrumentos sin leer música?, en fin, éso quizá se merezca otra entrada. De momento corto ya.
Me voy a ordenar los neceseres de maquillajes, a ver si hay algo que pueda utilizar para la obra de teatro... Elle t'attend!! al tantu!!! ;)

3 comentarios:

graciela amalia dijo...

Quien te puede enseñar es Dany que hace muchos años, cuando estuvo Llorenc Barber en Bs. as., toco en su "concierto de campanas". Fue precioso!!
(algun dia, recopila tus mejores escritos del blog y convièrtelos en un libro de relatos. Hay muchos excelentes... este es uno..)
Besos, Ma Gra

san y ser dijo...

Merci Graciela!!! he puesto dos fotos más para ver si se entiende cómo están colocadas las campanas. Aquí siguen el estilo 'inglés', que consiste en ponerlas boca arriba -a mi me parece una pose muy antinatural-, y estirar de la cuerda para que, mediante una polea, la campana dé una casi vuelta entera y vuelva a su posición por su peso. me lío un poco explicando, a ver si hago fotos pronto...
besos!

graciela amalia dijo...

Aqui las veo..! Ahora entiendo.. yo miraba y pensaba: "..pero por què han puesto la foto al reves?" (Ja! .. a estos ingleses no les basto con invertir el sentido del tràfico!! Besos