martes, 15 de diciembre de 2009

Cuando mis papás estaban en mi casa




mi mamá tejía guantes. Con elástico.
Mi papá pedía pizza (quién nos lo iba a decir, eh?! emmana?!)
y yo hacía cupcakes que se secaban porque mis padres son más de otros dulces. A mi padre le van los catalanes. La crema y el tortell de nata. A mi madre más 'lights'. Las torrijas y los buñuelos.
A mí me van todos. Qué le voy a hacer.

Ahora, desde que estamos en Buenos Aires, no he hecho pan ni un dia. (Hace demasiado calor). Aunque los argentinos no le tienen miedo al calor. Y si no, mirad a mi suegro y mi cuñado, cómo se arriman a la brasa para hacer los mejores asados del mundo. Quizá he estado demasiado ocupada mirando los árboles, comiendo alfajores (y asado), y jugando con mis sobrinos preferidos. El caso es que ahora estoy en casa de los papás de mi santo. Y me siento como si estuviera en casa de mis papás. Como en mi casa.
Además hemos conocido -por fin!- a los melli; miro cada vez que paso por una habitación todas las fotos de los tres hermanos; miro los árboles, superbonitos, de las calles de su barrio; espero poder conocer pronto a las abuelas; espero que llegue el finde para ir todos juntos a comer a donde sea, o hacer galletas con Graciela. Y hablar con mi emmana pronto por el skype, que desde aquí sólo son 3 horas de diferencia horaria pero en todos estos dias no hemos coincidido. Y un poco como le pasaba a mi mamá cuando estaba conmigo, quiero estar aquí y quiero estar allí estas Navidades.
Uf, qué difícil.

Se pone una tonta en Navidades. Aunque no quiera. Aunque haga calor.

Ah! y he conocido a Sol, y a su mamá.
Hola Sol!!! :)

4 comentarios:

bego dijo...

Ayyy, qué pinta tienen esas magdalenas..ya sabes que si yo hubiera estado ahí no se hubieran secado, no?..sí, ya lo sabes bien!
Besos a todos y disfrutad del calorcito que aquí el frío que hace nos congela todo menos las emociones ;) envidia sana me estás dando!

Anabel dijo...

Jo, será el día, pero me he puesto a llorar leyendo tu texto hoy. Muy tuyo, sandri.
Disfruta de lo que tienes allí, de tus sobrinos, que están para comérselos, de toda tu familia -in-law y del calor (qué envidia, porque hoy ha nevado en Terrassa, poquito, pero la nieve es nieve!).

A ver si ahora que llegan las vacaciones, te encuentro por el skype a horas que sepamos como nos llamamos.
xx

bego dijo...

Emmana!! 5 horas de diferencia no 3!..me han chivao.

san y ser dijo...

pues sí que estamos apañadas! tú lloras con mi texto, yo lloro con los tuyos... dios las cria y ellas se juntan.
(Cuando menos te lo esperes, coincidiremos en el tiempo y el espacio.)
Tóma ya!