jueves, 25 de diciembre de 2008

para que veas Olga, que te hago caso


Ahora que toda mi familia está reunida alrededor de la mesa comiéndose los canelones de mi madre, las orejas de mi abuela (es un dulce, no os asustéis los demás), y los dátiles con bacon de mi tía, ahora que les llamo al skype y no me contestan porque tienen mejores cosas que hacer que contestar a la hijahermanaprimasobrinanieta prófuga, ahora aprovecho y en vez de irme a la camita con mi santo les dedico unas lineas, para que se sientan un poquito mal, y no chillen tanto en la mesa, que parecen italianos...

Y os pongo una foto de los regalitos que nos ha traído la Navidad (el niño Jesús, Santa Claus, o en quien hayan delegado) ayer 24 de diciembre y hoy 25.

Feliz Navidad a todos, la familia de allá, la de acullá, los amigos (los buenos viejos, que se les echa también mucho de menos, y los buenos nuevos, que nos acogen y nos cuidan como si fueran aquellos).

Besos, y como dice Padmini: Torrones.

Fum, fum, fum!!

p.d.: familia, no me llaméis después de comer que me voy a dormir, que son las dos de la mañana y tengo sueño. Mañana os explico qué hicimos éstos dos dias.

1 comentario:

daniel dijo...

tranqui, al cabo de 2 meses creo que ya hemos pillado lo de las 10hrs. de diferencia horaria!!..en la mesa de Navidad de Sant Pol también se os echó de menos...palabras de tu abuela que me dijo te comunicara si hablaba contigo!..bueno y mías también eh??